LA SUBASTA DE LAS JOYAS DE MARIA ANTONIETA BATE UN NUEVO RECORD ALCANZANDO LA CIFRA DE 37M€

La subasta de las joyas de Maria Antonieta, última reina de Francia, bajo el nombre “Joyas reales de la familia Borbón-Parma”,  han conseguido un nuevo record.

Destacó la pieza formada por un pendiente de perla en forma de pera con un tamaño de 26 mm x 18 mm y brillantes que alcanzó el precio de 36M de dólares, es decir, 32M€. La joya fue adquirida de manera anónima, sin que Sotheby’s haya querido dar  detalles

El record anterior, lo poseía un collar que perteneció a la actriz Elizabeth Taylor que fue vendido por 11,8 M de dólares en 2011, en la subasta realizada en Londres el mismo año de su muerte por Christie’s

pendiente - perla - brillante - maria - antonieta

Getty

La subasta formada por una colección de 10 lotes de la familia real BORBON – PARMA, se realizó en un lujoso hotel a la orilla del lago de Ginebra, que incluyó una exposición de dichas joyas que no se habían expuesto al público desde hacía 2 siglos, coincidiendo, con el 225 aniversario de su muerte. Dicha colección, fue expuesta en diferentes ciudades, antes de la subasta, como Nueva York, Hong Kong, Munich, Londres y Milán

Las 10 piezas, con un valor inicial de 3M de dólares, terminaron alcanzando un valor de 43M de dólares, según, Sotheby’s . Ejemplo de ello fue un broche valorado en 80.000 dólares y que fue comprado por 1,75M $

Entre las fabulosas joyas de Maria Antonieta que fueron subastadas estaba un anillo con diamantes, que llevaba incrustado un mechón de pelo de la reina, así como, un collar de perlas, adquirido por 1,7M.€

collar - perlas - maria - antonieta

EPA – ANDY RAIN

Tres siglos más tarde, la reina guillotinada, ha vuelto a acaparar la atención de todos los coleccionistas con una convocatoria a dicha subasta a la que asistieron 43 países, y, que ha sido cubierta por todos los medios con repercusión mundial

Ella nos dejó un día de octubre de 1793, pero sus joyas sobrevivieron. Iniciada la revolución, la reina Maria Antonieta, decidió poner a buen recaudo su colección de joyas, enviándolas en primer lugar a Bruselas, donde residía su hermana, para terminar en Viena, en manos de uno de sus hombres de confianza, el diplomático Mercy Argenteau.

Su hija Marie-Thérèse, única superviviente, se dirigió al emperador de Austria Francisco II, que había sido el depositario de las mismas, para solicitar su devolución. Al morir sin descendencia, su heredero el conde de Chambord, recibió dicho legado, que a su vez lo transmitió a sus sobrinos pertenecientes a la casa de Borbón- Parma, donde han permanecido hasta ahora.

anillo - brillantes - maria - antonieta

EPA – ANDY RAIN

Esta subasta ha permitido conocer una de las colecciones de joyas más importantes, reflejo de una época, dando a conocer la fuerte e influyente interrelación entre las casas reales de Europa, especialmente, entre los Borbones y los Habsburgo, presentes con su dominio en países como Alemania, Paises Bajos, Inglaterra, España e Italia durante el S XVIII Y XIX

www.avenuemoda.com